Distribuciones de GNU/Linux 100% libres… de pecado privativo

Gran parte de los usuarios de cualquier sistema operativo desean que funcione sus dispositivos a la primera, desean sus aplicaciones “de toda la vida” y buscan complicarse lo menos posible la vida, a poder ser con dos clicks esté todo funcionando.

La mayoría de las distribuciones más populares como son Ubuntu, Fedora, OpenSuse, Mandriva, Gentoo… ofrecen/sugieren/permiten la instalación de software propietario ya sea en la propia instalación por defecto o mediante sus repositorios oficiales; para satisfacer esta demanda de sus propios usuarios. Otras, como Debian, simplemente ofrecen un repositorio adicional para las partes no libres (non-free) para que el que lo desee las use.

En cambio, está cada vez más de moda la creación de distribuciones 100% libres que no dispongan ni siquiera de firmware necesario para los drivers de nuestros dispositivos hardware. La FSF (Free Software Foundation) recoge en su sitio web las razones de rechazo de la mayoría de las distribuciones más comunes y describe qué distribuciones son las que siguen la filosofía de la FSF a rajatabla.

A día de hoy, la lista se reduce a un puñado de distribuciones: BLAG, Dragora, Dynebolic, gNewSense, Kongoni, Musix GNU+Linux, Trisquel (distribución gallega centrada en usuarios domésticos, en educación y para PYMES), Ututo y Venenux, a día de hoy.

Un ejemplo: gNewSense

De todas ellas, quizás sea la más conocida gNewSense, una distribución creada el 25 de Agosto de 2006 y patrocinada por FSF, incluso Richard Stallman proclama que es la distro que usa.

Está basada en Ubuntu (actualmente en Ubuntu 8.04 LTS), eliminando de ella los repositorios que ofrezcan software no libre y quitando ciertos componentes, como es Jockey, que facilitan la instalación del mismo.

Probando esta distribución uno se encuentra con varias sorpresas: para poder visualizar el contenido multimedia en Flash se usa Gnash; Epiphany como navegador por defecto (se puede instalar un repositorio que dispone de Icecat, que es otro fork totalmente libre de Mozilla Firefox); pese a que VLC es totalmente libre, la implementación de los codecs en sus librerías pueden estar sujetos a patentes de software dependiendo del país en el que te encuentres, por lo que no está en los repositorios; los firmware de algunas tarjetas de red no están incluidos por no ser libre…

Tal es la intención de permanecer esta distribución libre (y las otras de la lista), que FSF ofrece un premio en forma de GNU Bucks para quien encuentre alguna parte no libre en ellas.

¿Realmente hay alternativas a todas las aplicaciones privativas?

Esta es una pregunta difícil de resolver. En la mayoría de los casos, hay una aplicación libre que cumple perfectamente su cometido aunque puede que no sea exactamente igual a la aplicación privativa correspondiente (ejemplo fáciles son Gimp, OpenOffice), en otros se puede perder algo de funcionalidad y, en algunos, directamente no hay una alternativa equivalente válida.

No obstante, el caso más sangrante viene por los drivers de los dispositivos… mientras haya empresas que se empeñen en no facilitar drivers libres o, sólo, las especificaciones de los dispositivos, sólo se puede avanzar con ingeniería inversa con todo el trabajo y problemas que ello supone. Es por aquí, principalmente, donde reside la mayoría de las quejas de los usuarios que buscan una distribución 100% libre. La búsqueda de ordenadores que dispongan de todos sus componentes hardware bien soportados por los drivers libres se hace bastante difícil, todavía hoy en día (aunque ya empieza a proliferar ordenadores completamente libres, como Yeelong)

Conclusiones

Hoy en día, todavía queda algo de camino por recorrer para que el uso de una distribución 100% libre no signifique la pérdida de algún tipo de funcionalidad. De todas formas, si se mira al pasado se ve que en los últimos 5 años se ha avanzado mucho en la liberación de todas las partes de este sistema operativo y sus aplicaciones. Mirando al futuro, cada vez queda menos para que llegue el día de la liberación total.