Odisea bancaria

En mi primer día de trabajo en el CERN, tuve que abrir una cuenta bancaria. Ellos te recomiendan UBS, ya que tienen las oficinas dentro de la parte suiza. La verdad es que rellenas un folio con tus datos, te acercas a la oficina y en 5 minutos marchas con tu cuenta… todo lo contrario que en Francia.

Para poder domiciliar los recibos para el estudio que voy a alquilar, tenía que hacerme una cuenta bancaria en Francia. Escogí Crédit Agricole, por ser: algo famoso (me sonaba de verlo en las carreras ciclistas xDDD), tener oficinas en todos los pueblos, tener una oficina en el sitio francés del CERN (donde yo trabajo). Fue llegar a la oficina de Prévessin y la primera en la frente: no había nadie que hablara inglés.

Me quedé de piedra. Estoy en las oficinas del CERN, con más de la mitad de la gente que no es francófona y… ¿no tienes a nadie que hable inglés? Por lo visto debía de estar de vacaciones y me mandaron venir otro día. Para no perder el tiempo, ya me avisaron de los papeles que tenía que traer, a saber: 3 nóminas (imposible, llevo sólo 15 días aquí), 3 recibos bancarios en un banco francés (a ver chavales, que quiero abrir mi cuenta para tener recibos xD), contrato de arrendamiento del estudio (en ese momento no lo había firmado aún) y una fotocopia del carné de identidad o del pasaporte.

Yo todo preocupado, pensando que no iba a poder abrirla y al final todo se quedó en: presentar el contrato del CERN, una factura-proforma del hotel diciendo que tenía vivienda hasta el 1 de Mayo siendo ésto tanto el recibo como lo de arrendamiento.

Al final, en el día que quedé con el chico que hablaba inglés, estuvimos una hora firmando papeles y diciéndome las comisiones que había: que si 6€/mes por tener la cuenta abierta, que si no puedo sacar más de X dinero semanalmente, que si quiero Visa o Mastercard, que si te doy talonario, que no se te ocurra usar la tarjeta de crédito francesa en Suiza, que si…

No obstante, la odisea no acabó allí. Volví una semana después para hacerme el seguro del hogar con el banco (así me ahorraba de jaleos con las empresas de seguros) necesario para poder alquilar el estudio, tras hablar y ver diferentes prestaciones, me decidí por uno que vale unos 130€ al año y que me cubre bastante bien. Además, me sugirió pagar 5.50 €/mes para ofrecerme una protección legal con abogados que hablen en inglés conmigo. Tras pensármelo, le dije que sí, por lo menos al principio tras las historias que me contó la gente con las compañías de agua, gas, electricidad e internet. Cuando tenga esta última parte resuelta, caerá casi fijo otro post sobre ellas, ya que luego nos quejamos de las compañías en España y en todos lados cuecen habas.

Tengo pendiente otra visita más a este mismo banco (no aprendo chico xD) para enterarme por cuánto me sale el seguro del coche. No obstante, es algo que ya se verá en el futuro.

4 thoughts on “Odisea bancaria

  1. Encuentro diverrtidisimo tu blog.

    Yo quiero un nieto como tu, trabajando en el CERN!!!.

    He colocado un link a tu blog desde el mío, pues estoy segura que divertirá a mis lectores tanto como a mi.

    Sigue contándonos cosas, y no pierdas el buen humor.

Comments are closed.